¿Qué necesitas para ser un buen chofer privado?
¿Qué necesitas para ser un buen chofer privado?
5 abril, 2022
para ser un buen chofer privado
Alquiler de chófer privado en verano por Barcelona
1 junio, 2022

Cómo tiene que ser un chofer profesional

chofer privado: Seguridad y comodidad en tus viajes

Ser un chofer profesional no es precisamente un título oficial. Se trata de ser puntual, respetuoso y seguro. Un conductor privado debe adoptar, además, la filosofía de que conducir es una gran responsabilidad, por tanto, tiene que ir con mucho cuidado por la vía para generar confianza en los clientes y garantizar su seguridad.

La manera en cómo actúa antes de conducir y mientras va frente al volante también es esencial, por ejemplo, que no reaccione con ira si algún otro conductor/a o transeúnte aparece repentinamente frente a él. Y es que el enfoque de todo chofer profesional debería centrarse en ofrecer un servicio generoso y fiable, siempre velando por la seguridad de los clientes, por supuesto.

El caso es que la conducción profesional es toda una carrera, no solo un trabajo. Es por ello que nosotros, en Premium Car Transfer, creamos condiciones en las que nuestro equipo de choferes tenga la posibilidad de mejorar sus habilidades y construir una carrera de la que puedan sentirse orgullosos. A continuación queremos precisar cuáles son las cualidades que debe reunir un conductor profesional.

chofer

Las cualidades de un chofer profesional

En primer lugar, un chofer profesional mantiene la cordura y practica una conducción segura en todo momento. Si bien hay quienes creen que no existe una diferencia real entre un conductor promedio y uno profesional, las personas que conocen el sector son muy conscientes que sí se distinguen. Sobre todo por las cualidades que reúnen los que han convertido esta actividad en una carrera. He aquí algunas de ellas:

Confiabilidad

Generar confianza en los clientes no es algo opcional para quienes se dedican a esta profesión. Un chofer privado debe cumplir con las condiciones demandas y acordadas con el cliente, por tanto, está en la obligación de entender que la puntualidad, las rutas que tomemos y nuestro desempeño frente al volante, pueden hacer la diferencia entre un día bueno o uno malo para él/ella.

Definitivamente un chofer profesional debería ser una solución, no un problema. La confiabilidad es importante para que las personas vean al conductor como una apuesta para librarse de los inconvenientes de transporte que predominan en la ciudad.

Habilidad

Los conductores profesionales tienen que poseer la habilidad suficiente para manejar cualquier situación en la carretera. De manera que deben saber maniobrar, cambiar de marcha y acelerar suavemente.

La conducción a una velocidad moderada reduce las tensiones ejercidas por el estrés de la ciudad, además podría evitar averías innecesarias en el coche. Sin embargo, también es esencial que un profesional de la conducción practique la conducción defensiva. Es decir, debe tener la capacidad de reaccionar ante situaciones potenciales de peligro mientras va al volante.

Paciencia

La impaciencia no funciona bien ni al momento de esperar al cliente ni mientras se conduce Un chofer privado debe permanecer tranquilo, sereno y paciente, sobre todo cuando el cliente se tarda más de lo esperado o en situaciones críticas como atascos de tráfico (que no siempre se pueden evitar).

Consideración

Un chofer profesional debe pensar primero en la persona que lleva a bordo y los transeúntes que circulan en los alrededores. Si personas mayores o niños están cruzando la calle, lo idóneo es que ceda el paso. Alguien que se dedique al servicio de transfer debe tener una buena etiqueta de conducción, de esta modo generará más confianza y será un ejemplo de lo que se debe hacer cuando se va frente al volante.

Honestidad

La honestidad no es un rasgo que caracterice a cualquier persona, pero resulta indispensable en cualquier profesional de la conducción. Un chofer privado quiere que su empleador/a obtenga el valor real de su dinero, por tanto, sigue las leyes y los reglamentos, de manera que no toma atajos que supongan quebrantar las normas. En definitiva, hace su trabajo de forma segura, legal y completa.

Tiene una licencia de conducir VTC

La licencia VTC se otorga a los choferes que demuestran tener las habilidades mínimas para llevar pasajeros en su coche. Además, un conductor privado está capacitado y bien informado, por lo que se mantiene actualizado con los desarrollos de nuevas herramientas, equipos, prácticas de la industria y regulaciones.

Responsabilidad

Los grandes conductores deben asumir la responsabilidad de sus acciones. Todos cometemos errores, pero un chofer profesional que no reconoce sus fallos se enfrenta a muchos problemas. La responsabilidad también implica cuidar el coche antes, durante y después de conducir.

Buena presencia

Hacer gala de una buena imagen, porte y presencia es una de las cualidades que debe desarrollar cualquier conductor privado. Así generará una buena impresión y permitirá al cliente sentirse cómodo/a, ya que significa que es una persona que cuida los detalles.

Conclusiones

Puede parecer una carrera fácil y sin complicaciones, sin embargo, no cualquiera posee la capacidad de convertirse en un buen chofer profesional. Como veréis,tiene que ser una personaresponsable, cordial, confiable y dispuesta a respetar las leyes, pero sobre todo, velar por la seguridad de los pasajeros y de los transeúntes, incluyendo la del coche.

En Premium Car Transfer nos enorgullecemos de contar con un equipo de conductores profesionales que poseen buena presencia y son capaces de crear un ambiente amigable, garantizando la seguridad de nuestros clientes. Siempre nos esforzamos por contratar a los mejores talentos para asegurar que nuestros clientes obtengan un servicio inigualable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Necesitas ayuda?